Pintura para exteriores a prueba de hongos

La pintura para exteriores requiere de un mantenimiento constante, especialmente en ciudades donde los cambios de temperatura o la humedad son continuos, ya que estos climas son ideales para generar hongos y moho, dañando no sólo la pintura sino también la estructura de los edificios, oficinas y hogares.

No se trata solamente de conservar el color de la pintura por más tiempo, sino de proteger la estructura sobre la cual la colocamos, y en este caso, las pinturas convencionales no sólo no cuidan la superficie, sino también se convierten en catalizadores perfectos para la presencia de moho y otros hongos propios de la humedad.

Las pinturas para exteriores convencionales crean una capa sobre la superficie, aprisionando toda la humedad que se introduce a las paredes y techos, al no poder escapar por medio del a evaporación, el agua queda atrapada al interior dando nacimiento al moho, mientras que la pintura mineral permite que la superficie siga “respirando”, evitando la aparición de este problema, además su Ph la hace ideal para evitar las condiciones que dan nacimiento a las consecuencias de la humedad.

A esto podemos sumarle su duración, la cual es de 25 años como mínimo, por lo que la línea Ever Paint es la pintura ideal para aplicar en exteriores, logrando así una gran inversión a largo tiempo, mientras que las pinturas convencionales te dan una duración promedio de 5 años, obligándote a realizar 5 veces la inversión para cumplir tan sólo con la garantía mínima de duración de Ever Paint.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *