Tu oficina en casa con pintura mineral

El tráfico actual que se vive en las grandes ciudades ha dado como resultado el incremento del trabajo desde casa y el aumento de freelancers, lo que ha obligado a muchos a tener una oficina en casa, así que qué mejor que ambientar este espacio y llenarlo de vida con colores y un diseño vanguardista.

Además de buscar un espacio acogedor para convertirlo en tu oficina en casa, recuerda comprar pintura mineral, esto evitará que tengas problemas con situaciones como la humedad, que a la larga, dañan tus paredes, especialmente cuando utilizas pinturas acrílicas o derivadas del petróleo.

Colores para oficinas en casa

Los colores más utilizados en las oficinas son el gris y el blanco por su formalidad, sin embargo son difíciles de mantener, pues tienden a ensuciarse fácilmente. Ever Paint surge así como la pintura ideal, ya que además de darle color a tus paredes, cuenta con una presentación efectiva contra líquidos y suciedad.

Además actúa como pintura anti hongos, protege las paredes contra la humedad y el moho, no se vuelve frágil con el paso de tiempo o por la influencia de los rayos UV (por eso de contar con ventanales) evitando la aparición de fisuras y daños en la pintura, lo que permite lograr una duración de hasta 25 años.

Pero pasemos a lo importante, ¿Cuáles son los mejores colores para tu oficina en casa?

Colores pastel, estos tonos claros y cálidos, como el amarillo y la cantera, favorecen un ambiente más humano y menos frío, dando a tu espacio un estilo acogedor para trabajar muy a gusto en tu hogar.

El café  y el beige, estos tonos tierra tienen efectos relajantes en el ser humano, por lo cual pueden usarse en sitios en los que se busca contrarrestar el estrés, lo cual es ideal si se desea trabajar desde casa.

Naranja, este favorece la interacción con los demás y la comunicación de manera informal. Los tonos durazno y terracota son recomendables para los trabajos en los que se requiere comunicar, escuchar, negociar y conciliar, si te dedicas a las ventas, o sueles cerrar negociaciones en tu oficina, este es tu color.

Amarillo, Es un color que estimula la actividad del cerebro y favorece la comunicación, es ideal para los creativos como diseñadores o mercadólogos, o bien, si tienes socios, este color mejorará la comunicación entre ustedes.

Azul, el color ideal para los doctores o servicios donde tienes clientes esperando, si te decidiste por colocar un consultorio en tu hogar, este tono traerá calma a tus pacientes y les ayudará a que la espera sea menos estresante.

Verde, este color favorece la creatividad, la concentración y la relajación, principalmente en un trabajo individual, este color es especial para los creativos que son su propia agencia.

Ideas para aprovechar cada uno de los espacios

Por lo general, la gente no está preparada para este estilo de trabajo en casa, por lo cual no tienen listo un espacio que se adecue a las necesidades de una oficina, y por ello se deben hacer cambios drásticos para adecuar el cuarto o espacio donde colocarán su área de trabajo.

Habitación pequeña, aunque tenga dimensiones reducidas se puede aprovechar poniendo una mesita en la que puedas acomodar las herramientas de trabajo que se usan con mayor frecuencia. Esto aplica solo para trabajos en los que no se ocupen demasiadas herramientas, por ejemplo, si sólo requieres una pc o laptop y libretas.

Ocupa tus paredes, estás pueden servir de tableros en donde puedas pegar tus pendientes, calendarios, citas, pendientes etcétera, así como colocar repisas que te permitan acomodar materiales u objetos que necesites.

Evita las distracciones auditivas, si tienes oportunidad, una puerta de acceso es conveniente, sobre todo si tu labor requiere concentración y creatividad, esto te ayudará a tener un espacio de total tranquilidad para tus labores. Así que ya sabes, adquiere tu pintura mineral Ever Paint y dale vida a tu espacio de trabajo.

Vive frente al mar libre de preocupaciones

Tener un hogar a la orilla del mar supone un espacio de suma relajación, sin embargo, el mantenimiento que este requiere puede romper nuestra burbuja de tranquilidad, siendo uno de los puntos más difíciles de cuidar el color de nuestra casa, no obstante, una pintura mineral es una gran opción para olvidarnos del problema.

La combinación del viento y las olas provocan una brisa de sales, que se transportan hasta la estructura de tu hogar, generando capas de salitre que van deteriorando poco a poco las paredes de nuestra casa.

Mientras más cerca nos encontremos del mar, más rápido será el deterioro de la estructura, poniendo en peligro el patrimonio y causando diferentes fenómenos que representarán gastos fuertes para nuestro bolsillo.

Tipo de daños que nos puede causar el mar y su brisa

Lesiones por erosión, aparecen cuando las ráfagas de viento suelen llevar consigo arena, y chocan contra la superficie de los edificios. Por lo que al golpear los pequeños granos de arena sobre los materiales colocados en fachada acaban erosionándolos capa a capa, degradando y debilitando la estructura.

Oxidación de metales, este tipo de daño es el más común en ambientes marinos y uno de los más difíciles de evitar, por lo que es necesario realizar un correcto mantenimiento de los elementos metálicos para no poner en riesgo la integridad del inmueble. 

Desgaste de la madera, es un material que se ve increíble en estructuras cerca del mar, sin embargo, es de los más difíciles de mantener. La humedad que provoca la cercanía con el mar provoca que pierda cohesión, impidiendo la correcta aplicación de pinturas de protección, por lo que deben ser renovadas con mayor periodicidad.

No olvidemos el exterior

Definitivamente los cimientos de nuestro hogar se ven dañados por la cercanía al mar, pero debemos prestar la misma atención a nuestra fachada, ya que esta se encuentra en constante desgaste por la brisa marina.

Una manera de proteger nuestra fachada es aplicando una pintura para exteriores de origen mineral, como Ever Paint, que en su versión Repel, brinda un efecto de repelencia contra líquidos y contaminantes, protegiendo la estructura del desgaste continuo que supone vivir frente al mar.

Un negocio verde vende más

Todo negocio en la actualidad puede contribuir con el cuidado del medio ambiente, desde una tienda de abarrotes hasta consultorios, talleres o grandes empresas, y esto es tan sencillo como aplicar pintura mineral en sus paredes y techos o deshacernos del uso de bolsas de plástico.

Cambios tan simples pueden hacer que nuestra empresa sea amigable con el medio ambiente, y aquí te daremos los pasos a seguir para que tu negocio se sume al movimiento verde.

Recicla la basura

recicla

Si comienzas a reciclar papel, cartón, vidrio, etcétera, estarás dando un paso importantísimo en la protección del medio ambiente. Coloca botes para la basura al alcance de todos los empleados para que puedan contribuir de forma activa y no olvides clasificarlos por el tipo de residuo.

Cambia tus bombillas

Sustituye las bombillas tradicionales por unas de bajo consumo. Aunque la inversión inicial es mucho más elevada, gastarás muchísimo menos electricidad y te durarán por más tiempo.

Usa papel reciclado

En la mayoría de los corporativos o negocios hay momentos en los que es necesario usar la impresora, si es el caso, además de intentar aprovechar el papel imprimiendo a doble cara, hazlo con papel reciclado, el planeta te lo agradecerá.

Si estás pensando en cambiar los ordenadores de tu empresa, las máquinas registradoras, las impresoras, o cualquier otro equipo; te sorprenderá saber la cantidad de organizaciones que pueden encargarse de reciclarlas, sólo tienes que hacer una búsqueda rápida en Google para obtener diversas opciones.

Usa la pintura correcta


Usar una pintura para exteriores e interiores que sea duradera y que sea ecológica, así en el momento en el que la pintura se desprenda no suelte toxinas que dañan el medio ambiente por las sustancias químicas que se usan.

Ever Paint, es una pintura mineral que brinda protección con efectos como pintura antihongos. En comparación con las pinturas tradicionales en el mercado, ofrece un mayor rendimiento al sólo requerir una capa de pintura.

Brinda una protección total contra la humedad y el moho, no se vuelve frágil con el paso de tiempo o por la influencia de los rayos UV evitando la aparición de fisuras y daños en la pintura, lo que permite lograr una duración de hasta 25 años.