Características que deben tener las pinturas para exteriores.

La fachada es la primera impresión y solemos olvidarla pensando que no es tan importante como el interior. Los exteriores suelen estropearse fácilmente debido a la exposición de factores como la lluvia, el sol, el polvo y la contaminación en general, por eso es necesario recurrir a la pintura para dejarlos como nuevos, pero no todas funcionan para lo mismo, por eso, si estás pensando en pintar un exterior y tienes dudas acerca de los requisitos y características que debe tener la pintura, aquí te dejamos algunos datos que debes tomar en cuenta al momento de escogerla:

Lo que tienes que saber primero es que existen tres tipos de pintura mineral para exteriores:

  • Acrílica: fácil de aplicar y la duración suele ser de 1 a 3 años o de 5 a 8 ocho años, dependiendo de la resistencia de la intemperie.
  • Hidropliolite: el revestimiento es a base de resinas acrílicas y pueden durar hasta 12 años. No necesita una mano previa debido a que cuenta con una excelente resistencia y adherencia. Es apta para exteriores en muy mal estado, de material arenoso y ubicados en climas secos. No se recomienda usarla para madera y hierro.
  • Siloxane: duran hasta 15 años y resisten la extrema intemperie por ser impermeables, resistentes al agua y antimoho y suele usarse en climas extremo y húmedos.

Al momento de elegir considera:

  • ¿Cuál es el estado de la pintura exterior?: si es solo mantenimiento, probablemente puedas usar una acrílica, pero si lo que quieres es reparar, te vendría bien una siloxane. Todo va a depender del objetivo que tengas.
  • Adherencia: busca alguna que tenga excelente adherencia, mientras más se adhiere implica no usar una capa previa de imprimación optimizando gastos y mano de obra.
  • Clima: ten claro antes de ir al almacén cuáles son las condiciones meteorológicas de donde se encuentra el exterior, será de utilidad al momento de elegir la pintura y te ayudará a obtener un resultado longevo, optimizando tiempo y también gasto. Si por ejemplo llueve mucho, te conviene una con resistencia al agua, si hay mucho sol, una con revestimiento resistente a los rayos UV.
  • Cubrimiento: verifica cuál es el nivel de cubrimiento, a mayor nivel implican menos capas de pintura. ¿Sabes todo lo que te ahorrarás?
  • Rendimiento: es una métrica que mide los metros cuadrados que cubre la pintura por litro. Divide los metros cuadrados que tienes que pintar entre los metros cuadrados por litro que indica el fabricante de la puntura. El resultado será el número de litros que tienes que comprar para tu exterior.

Recuerda que el deterioro de los exteriores no suele ser solo un problema estético, puede ser peor, humedad, filtración, corrosión, etc. La aplicación correcta de la pintura también dependerá del exterior, si es nuevo o si está dañado.

Ever Paint – Pintura para Exteriores

Beneficios de usar pintura mineral

Es denominada pintura mineral porque contiene silicato, es el responsable de otorgarle gran resistencia a la intemperie. Estas pinturas son ideales para cubrir muros exteriores. El principio es que el silicato se adhiere a través de una reacción química llamada silicificación lo que hace que no se forme una película superficial sino más bien la reacción hace que la pintura forme parte de la superficie. Las superficies pintadas con este tipo de pintura suelen tener un pH alcalino lo que protege de la aparición de algas u hongos.

Este tipo de pinturas resultan ideales para soportes que contengan silicio, por ejemplo, soportes minerales como el hormigón. No es una pintura adecuada para madera, plástico o para aplicar sobre otras pinturas, como las de aceite o las de goma.

Aquí te enlistamos los beneficios de usar pinturas minerales:

Origen vegetal: son eco amigables ya que se producen a partir de materias primas de origen vegetal como productos reciclados, resinas a aceites naturales y no contienen compuestos orgánicos volátiles.

Transpiración: la composición hace que, en vez de formar una película, se adhiera a la superficie de manera que esta pueda transpirar, lo que a su vez permite que la humedad y el agua puedan circular por la pared sin que implique una caída de la pintura.

Sin microorganismos: como la pared tiene la posibilidad de transpirar esto evitará la aparición de microorganismos como hongos o bacterias, manteniendo por un lado la higiene y por otro retardando el mantenimiento de la misma lo que se traduce en optimización de gastos.

Limpias: como son pinturas naturales, las paredes suelen mantenerse limpias ya que no se cargan electrostáticamente lo que no permite que el polvo sea atraído. Debido a esto los colores también son más duraderos.

Mayor durabilidad: por todo lo antes mencionado, es mucho mejor utilizar una pintura natural para reducir gastos en un futuro de mantenimiento. Duran más en todos los aspectos.

Más seguras: como no contienen elementos volátiles son seguras en caso de incendios, también pueden ser ignífugas, que retardan el fuego. Existen fábricas donde puedes tener requerimientos especiales de pinturas con ciertos elementos, por ejemplo si eres alérgico a un elemento en específico.

Más superficies: en la actualidad se realizan investigaciones para que este tipo de pinturas puedan ser usadas en otras superficies.

En conclusión, estas pinturas no contienen sustancias dañinas, protegen al medio ambiente y perduran en el tiempo a diferencia de una pintura tradicional. Basta con investigar qué recubrimiento usaron los espacios antiguos que ahora son turísticos y cómo se mantienen en la actualidad, la respuesta es simple:  se usaron pinturas de origen vegetal.